fbpx
La Diada de Sant Jordi

La celebración de Sant Jordi en el colegio permitió a todos nuestros alumnos impulsar su creatividad y sus dotes literarias.

En una festividad tan señalada, que hacía más de un año que no se podía celebrar como se merece, todas las secciones colaboraron para vivirla plenamente.

Los pequeños de Llar d’Infants, muchos de los cuales celebraron por primera vez la fiesta de Sant Jordi tuvieron una semana muy divertida cargada de literatura y sorpresas. Todos los niños y niñas participaron con diferentes actividades manipulativas, pintando y preparando sorpresas para todos los padres y madres. Además, aprovecharon para mirar cuentos, escucharlos detenidamente y ver una pequeña representación de la historia, interpretada por las maestras de la Llar.

 

 

 

 

 

 

En Parvulario estuvieron durante toda la semana preparando la Diada, aprendiendo sobre las tradiciones y su entorno social y cultural. Las paredes y los paneles de las clases y los pasillos se vistieron con rosas hechas manualmente por los niños y niñas y con los personajes protagonistas de la leyenda: San Jordi, la princesa y el dragón.

 

 

 

 

 

 

El viernes en todas las clases escucharon la leyenda y trabajaron el lenguaje oral para hacer narraciones, comprender y ampliar el vocabulario.

En Primaria una de las actuaciones más esperadas fue la de los alumnos de 2º que representaron para todos sus compañeros y compañeras de sección ‘La leyenda de Sant Jordi’. Una vez representada la obra los espectadores compartieron sus puntos de vista sobre la actuación con los actores, una experiencia que ayudó a enriquecer la actividad.

 

 

 

 

 

Y como no podía faltar, la celebración de los Juegos Florales en Primaria y Bachillerato permitió conocer los mejores poetas y narradores del colegio. Un año en el que el nivel fue muy elevado y que puso muy difícil a los profesores decidir los ganadores.

 

 

 

 

 

Los alumnos de la ESO también se sumaron a los actos de la Diada, pero desde una vertiente un poco diferentes a los otros cursos. En primero montaron en la recepción una exposición de cajas con regalo que hacían referencia a refranes y frases hechas. Los de segundo llenaron la escalera blanca de ‘haikus’, un tipo de poesía japonesa consistente en un poema breve de diecisiete sílabas. Y los chicos y chicas de 3º y 4º aprovecharon para hacer recomendaciones literarias muy útiles en una jornada donde el libro es protagonista.

 

 

 

 

 

Todas estas acciones y eventos hicieron que el día de Sant Jordi luciera de una forma especial y se recuperara el espíritu literario y creativo del Día del Libro y de la Rosa.