Educación infantil: de 0 a 2 años


Home » Oferta educativa » Educación infantil » Educación infantil: de 0 a 2 años

La primera etapa de Educación Infantil tiene grupos para todas las edades: hormigas, caracoles y tortugas (0, 1 y 2 años).

Disponemos de un espacio nuevo, creado exclusivamente para nosotros, en un entorno muy familiar y acogedor.

Recibimos los servicios de un gran centro, contamos con cocina propia y servicio de enfermería.

En la Escuela Infantil del Sagrado Corazón de Sarriá los niños y niñas son acogidos en un clima afectuoso y de confianza que les proporciona seguridad para poder desarrollarse y aprender de una forma global y vivencial.

Desde los primeros meses hasta los 2 años los niños despiertan sus sentidos, descubren sensaciones, emociones y se encuentran en constante aprendizaje.

La relación entre el colegio y la familia es constante y muy cercana. Existe una colaboración mutua que facilita la atención integral y personalizada de cada uno de nuestros niños.

Los horarios de entrada y salida son  muy flexibles y disponemos de servicio de acogida y de permanencia.

¿Qué hacemos?

  • Nos iniciamos en los lenguajes: catalán, castellano e inglés cantando y con actividades lúdicas.
  • Despertamos la creatividad con el uso de materiales que nos ayudan a descubrir texturas, formas y colores.
  • Desarrollamos nuestras habilidades musicales, científicas y creativas de forma muy vivencial y en constante colaboración con las familias.
  • Empezamos a descubrir las emociones.
  • Conocemos a Jesús, nuestro amigo, y compartimos los valores humanos y religiosos con los compañeros de grupo desarrollando habilidades sociales.

¿Cómo lo trabajamos?

En nuestra escuela infantil utilizamos metodologías globalizadas, como nuestro proyecto “Pequeños exploradores”, que despiertan la curiosidad a través de la exploración del entorno y la manipulación. Descubrimos nuestro cuerpo y las posibilidades que nos ofrece a través de los sentidos, del movimiento y del juego.

En el Sagrado Corazón de Sarriá aprovechamos la motivación y curiosidad de los niños en edades tempranas y provocamos espacios y situaciones que fomenten dichos aprendizajes de una forma lúdica y espontánea.